Blog

Categorías E-commerce, Internet | Etiquetas , , , , , , , , , ,

Apúntate a la moda del webrooming y showrooming

Tal como comentábamos en una de nuestras entradas, tener tanto una tienda online como una física es una de las mejores opciones para poder potenciar las compras en ambos canales. Esto se traduce en dos actividades de los consumidores: el webrooming y el showrooming. ¿Qué son y en qué nos pueden ayudar?

¿Qué es el webrooming?

El  webrooming aparece con el auge de las tiendas de carácter online y su convivencia con las tiendas físicas. Este concepto marketiniano se basa en el proceso de compra que realiza el consumidor, a través de los diferentes canales en los que interviene hasta la compra final.

Básicamente, el webrooming consiste en que el comprador potencial primero visualiza la página web para poder comprar precios, modelos, midas, etc. de nuestros productos para, a continuación, ir a la tienda física y realizar la compra en el puesto de venta de forma offline. El problema de este proceso de compra es que muchos de los potenciales compradores se pueden escapar a tiendas de la competencia, tras ver que hay mejores opciones que las nuestras, especialmente si hay productos parecidos y a mejor precio.

¿De qué trata el showrooming?

Así, el showrooming corresponde al proceso inverso: primero se realiza la visualización del producto desde la tienda física, pudiendo comparar modelos o tallas o haciendo las pruebas de producto en tienda, para comprarlo después en la tienda online. Igual que el webrooming, esta modalidad tiene el peligro de que se nos escapen los potenciales compradores, aunque el principal motivo se deberá al precio: el comprador ya sabe cómo es el producto y tiene clara cuál es su compra, buscando otras opciones que puedan aportar cupones o descuentos.

Webrooming frente a showrooming

En una encuesta realizada recientemente por Harris Poll, el showrooming ha incrementado su influencia, pero el webrooming aún es imperante: el 49% de los americanos encuestados dice haber realizado alguna compra por Internet, comparado con el 69% que ha visitado primero las páginas online para realizar una compra física después. Además, el gasto también es mayor, 200 dólares contra 169 dólares.

Además, resulta curioso ver cómo la mayoría de personas que han probado el showroom lo han hecho previamente con el webroom (9 de cada 10), mientras que solo 60% de los webroomers lo han hecho con el showroom. Esto significa que la tendencia natural es que muchos webroomers acaben visitando primero las tiendas físicas para comprar posteriormente en Internet a la larga.

Una tendencia integrada: en búsqueda de descuentos

Tal como se desprende de todos estos datos, es interesante comprobar cómo cada vez más gente acude a las Redes Sociales o a la página web de las empresas para poder gozar de descuentos exclusivos o tener una imagen más integrada de la marca. En posteriores entradas explicaremos la importancia de las Redes Sociales en la venta online y, especialmente, en el proceso de showrooming y webrooming.


Autor: Adrià Roca

Content & Marketing Online Specialist